Loading Day

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Tu día a día

4 Pasos para empezar tu mañana con alegría.

En ocasiones, cuando llevamos ya transcurridas unas cuantas horas de nuestro día a día, nos preguntamos porque tenemos una mañana tan “perra”, con todos mis respetos hacia el mejor amigo del hombre. 

Pero es verdad que a veces decimos:   – Hoy me he levantado con el pie izquierdo, no doy pie con bola…

Pues esto es debido a una serie de acciones que realizamos a diario, adoptándolas como rutinas, haciendo que nuestro comienzo diario sea un poco más pesado. Hemos de intentar cambiar estos hábitos y para ello, voy a darte 4 consejos o tips, como quieras llamarlos… Para que tu comienzo matutino sea más llevadero.

1º – DEJA TODO PREPARADO.

El principal problema que solemos tener, al levantarnos por las mañanas, es que necesitamos tiempo para preparar nuestra ropa, coger las toallas / albornoz y llevarlos a la ducha, meter en nuestra mochila, bandolera o bolso todos los utensilios de uso para cuando salimos de casa. 

Probablemente a estas acciones habría que sumar el hecho de que nos levantamos pensando en lo que tenemos que hacer, mirando la hora a cada instante o quizás amanecemos con algo en la cabeza que nos ocurrió el día anterior…

Consejo 1. Intenta dejar preparado, casi todo, la noche anterior para tu nuevo día.

Busca la ropa que vas a ponerte conforme termines con el primer aseo del día. 

Deja en la entrada de casa o en algún sitio próximo a esta, tu bolso/a o mochila con todo lo necesario… cartera, llaves, cargador de smartphone, auriculares, pañuelos de papel y/o productos cosméticos en caso de que tu género sea el femenino, es decir… todo lo que estimes oportuno que puedas llegar a usar.

 

No olvides llevar el gel de hidro-alcohol. (Seguimos viviendo en una pandemia (COVID-19)).     

¡Cuida tu salud ante todo!

2º – OPTIMIZA TUS PENSAMIENTOS.

En ciertas ocasiones, nos despertamos pensando en algún problema o situación desagradable que vivimos el día anterior, quizás no siempre, pero si este es tu caso hoy por hoy… optimiza tus pensamientos.

Consejo 2. Limita tu línea de pensamiento, si la gravedad de la situación lo permite, al día que estás viviendo.

La mayoría de veces malgastamos nuestro tiempo en darle vueltas a un mismo “problema”. Tiempo que podríamos dedicar a ser más productivos con nuestra actividad. Las cosas ocurren y debemos de asumirlas. 

No podemos hacer nada por cambiar las cosas que ya han ocurrido, solo nos queda la experiencia y saber como actuar la próxima vez que estas vuelvan a repetirse.

Y con este consejo enlazamos al siguiente, que tiene algo que ver.

3º – SABOREA TU DESAYUNO.

Si no has cumplido los anteriores consejos, probablemente no puedas poner en práctica este tercer consejo.

Cuando no tenemos organizados nuestros primeros hábitos de la mañana, tendemos a desayunar tan rápido que ni siquiera podemos saborear nuestro desayuno. 

Lo recomendable es comer algo acompañado de un café, zumo o lo que cada persona guste beber. No obstante hay muchas personas como es mi caso, que comer algo a primera hora no sienta nada bien en el estómago. Optamos por “un café bebido” y salimos pitando…

 Consejo 3. Saborea tu desayuno.

Intenta cumplir los anteriores consejos, verás que podrás disfrutar como en mi caso, de un rico café calentito.

Notando su torrefacto aroma. Cada sorbo cargado de cafeína va despertando las neuronas y ponen a funcionar nuestro fantástico cerebro, haciendo que nuestra mente también vaya despertándose y cogiendo energía para el nuevo día que nos espera, antes de salir a la calle.

4º – POSITIVA TU MENTE.

Con este llegamos al último paso para que tu mañana sea más dinámica y positiva.

Al abrir nuestros ojos no nos damos cuenta, pero nuestra mente puede estar orientada hacia la negatividad, es decir… Despertamos dando por hecho algunas situaciones en nuestro día a día que van a pasar por ser un “mal trago”. 

Un simple ejemplo puede ser el desplazarse en transporte público, en el caso de la Comunidad de Madrid, pensamos que el metro o el tren van a ir con retraso, que las estaciones van a estar abarrotadas de personas, que al llegar no vamos a tener sitio para sentarnos, por lo que el trayecto de 50 minutos habrá que hacerlo de pie, un sin fin de cosas más…

Consejo 4. Disfruta de tu amanecer.

Al levantarte de la cama, date una ducha y a continuación, después de secarte bien la cabeza, asómate por alguna de las ventanas de tu domicilio y mira al cielo buscando el amanecer, respira profundo el fresco aire de la mañana y di en tu cabeza:

– ¡Hoy es un nuevo día!  ¡En marcha!

Os aseguro que el simple hecho de hacer esto, os hará empezar vuestro día con más positividad. Sal a la calle de camino a tus obligaciones observando tu alrededor. Mira los árboles y plantas, que tienen sus gotas de rocío tras salir los primeros rayos de sol. Los pájaros que sobrevuelan tu camino, sus sonidos… no pienses en nada, tan solo en esos detalles.

Comenzaréis vuestro trayecto con otros ojos.

Si vas en transporte público, distrae tu mente realizando algunas actividades transitorias, como por ejemplo escuchar música. Ponte tus auriculares o cascos y disfruta de una sesión musical de tus canciones favoritas. Otra opción que tienes es leer post en algún Blog, como en Loading Day, tu Blog favorito. Donde puedes estar concentrado en diversos temas de tu interés o simplemente leer alguna cosa divertida que puedas encontrar. Noticias o cualquier otro tema que te llame la atención, hasta que llegues a tu destino.

¡¡Gracias a todos!!

Si te ha gustado este  post, compártelo en tus redes y con tus conocidos más allegados. 

¡¡ Mil gracias !!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Este contenido está protegido !!
Ir arriba

SUSCRÍBETE

Sé el primero en leer los nuevos artículos.

No haremos spam innecesario.